Skip to content
19 Ene 2016 / Fundación CIEN

Avances en el programa de investigación del Centro Alzheimer de Vallecas en 2015

El Programa de Investigación del Centro Alzheimer de Vallecas (PICAV) es el proyecto de investigación nuclear en el que se traduce la iniciativa del Proyecto Alzheimer de la Fundación Reina Sofía en favor de la investigación en alzhéimer. Desde su inicio en 2007, el PICAV ha permitido la participación de más de 300 pacientes en un programa de seguimiento exhaustivo, con la obtención de miles de datos y muestras, sin que ello interfiera en su vida cotidiana en el centro.

El PICAV es uno de los pocos estudios que se desarrollan actualmente en el mundo, dirigidos a obtener datos multidisciplinares (psicológicos, médicos, funcionales, de neuroimagen, bioquímicos, genéticos, neuropatológicos) sobre las fases moderada y avanzada de la enfermedad de Alzheimer en pacientes institucionalizados. Los objetivos del Programa son:

  • Crear y mantener una cohorte de pacientes con demencia moderada o avanzada en un solo centro, con evaluaciones semestrales, obtención de muestras de sangre, estudios de resonancia magnética y donación de tejido cerebral post mortem.
  • Contribuir con datos primarios al conocimiento de la evolución de las fases avanzadas de la demencia.
  • Analizar factores asociados a distintas patologías, y determinantes de patrones evolutivos diferenciales (factores de riesgo, comorbilidad, tasa de progresión, cognitivos, funcionales, etc).

El equipo investigador del PICAV está constituido por profesionales de diferentes disciplinas (psicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, neurólogos, etc.) pertenecientes a la Fundación CIEN y al Centro Asistencial, las dos entidades que conforman el Complejo Alzheimer de Vallecas. De acuerdo con el protocolo de investigación del centro, los pacientes son evaluados al ingreso (evaluación basal) y, posteriormente, dos veces al año (evaluaciones semestrales). En aquellos pacientes en los que está indicado, se realiza un estudio resonancia magnética anual en las instalaciones de Neuroimagen del centro. Muchos pacientes participan, además, en el programa de donación de tejido cerebral del centro. En estos casos, a los datos exhaustivos sobre la evolución del paciente en el centro se suma el conocimiento detallado de la enfermedad en el tejido cerebral obtenido tras el fallecimiento del paciente.

A finales de 2015, el Programa había permitido hacer el seguimiento de 320 pacientes, en 200 de ellos se habían realizado estudios de resonancia magnética, y se disponía de más de 1.200 muestras de sangre. Además, el Banco de Tejidos CIEN había recibido la donación de 90 cerebros de pacientes participantes en el programa.

Durante este año el Programa ha dado lugar a la publicación de varios estudios sobre nuevas escalas para la evaluación de este tipo de pacientes (APADEM-NH, MAC-SD y SIBs), creadas o validadas en el centro, y a un estudio de correlación clínico-patológica que revela la importancia de conocer en detalle todas las patologías presentes en un paciente (principalmente Alzheimer y cerebrovascular) (Zea-Sevilla MA et al. Alzheimers Dement. 2015 Nov;11(11):1358-66.).