Skip to content
15 Dic 2014 / Fundación CIEN

Esos Rayos X de naturaleza desconocida que permitieron estudiar el interior del cuerpo humano

En 1917, tan solo unos años después del descubrimiento de los rayos X, se creó la primera sociedad de “Electrología y Radiología Médica” en España, comentó Javier Gálvez en su ponencia “Historia de la radiología” realizada en la Jornada de puertas abiertas del Día Internacional de la Radiología, celebrada en la Fundación CIEN.

Comenzó Wilhelm Conrad Roentgen con sus experimentos con los rayos catódicos en un tubo Crookes, pero la primera radiografía se realizó 1895 cuando Wilhelm expuso la mano de su mujer a la radiación, colocándola sobre una placa de fotografía de cristal. La mano de Berta sería la primera radiográfica del cuerpo humano de la historia.

Los llamó Rayos ?, porque desconocía la naturaleza exacta de lo que acaba de descubrir y no quería poner su nombre al descubrimiento. Posteriormente, serían llamados Rayos X, por su similitud con una incógnita matemática.

En  1901 se concedió a Wilhelm Conrad Roentgen el premio Nobel de Física por este descubrimiento y en 1903 a Marie Curie por el descubrimiento de los Rayos X y por obtener un gramo de radiun puro. Se inicia así el uso de las radiaciones ionizantes en el mundo científico y tecnológico.

Muy pronto se conoció la importancia de que el operador radiológico se protegiese de las emisiones y según avanzaba el conocimiento de esta técnica de imagen, mejoraban los sistemas de radioprotección, como por ejemplo las pantallas protectoras.

La radiología ha evolucionado y se ha convertido en una ciencia altamente tecnológica para obtener imágenes de todos los aspectos del cuerpo humano. La ingeniería  radiológica mejora la imagen radiológica de una manera insospechada y permite :

  • Equipos mas potentes (120-140 Kvp) a (800-1200 MA).
  • Tiempos de exposición de decimas, centésimas y posteriormente milésimas de segundo.
  • Sistemas de radioprotección muy sofisticados, diafragmas, localizadores o parrillas antidifusoras.
  • Exposímetros automáticos.
  • Aparatos específicos para cada área de anatómica. General, mamografía, tomografía…
  • Equipos específicos para tratamiento de lesiones superficiales.
  • Procesadoras automáticas de revelado.
  • Chasis con hojas de refuerzo fluorescentes que disminuyen la dosis  de radiación.
  • Películas especificas radiológicas para cada zona a explorar.

La digitalización de la radiología supuso un nuevo avance, marcando el comienzo de la tercera época. Este impulso se inicia con el invento de la Tomografía Axial Computerizada (TAC) y sus aplicaciones. La adaptación y optimización de los sistemas informáticos y desarrollos de ingeniería están permitiendo tener grandes avances.

Según ha ido progresando esta técnica de imagen, han ido cambiando los profesionales que la manejan, pasando de médicos ayudados por enfermeras, enfermeras… hasta que finalmente en 1973 se creó la Asociación Española de Técnicos en Radiología y la primera promoción de técnicos de la escuela  A.T.R. de la Clínica Puerta de Hierro de Madrid. Al año siguiente se integra esta especialización en la Formación Profesional (F.P.) y se abren las escuelas del Hospital Francisco Franco (actualmente Gregorio Marañón) y del Hospital Clínico de Madrid (San Carlos). En 1976 se abrió la escuela de Bona Nova (Barcelona).

El reconocimiento profesional por parte del Ministerio Sanidad llega en 1984, y a partir de ese momento se generaliza la formación de técnicos en todo el territorio nacional. En este momento estamos trabajando en Sanidad, miles de profesionales técnicos tanto en el diagnóstico como en la terapia. Siempre bajo la dirección y supervisión de los facultativos en cada una de las áreas.

En 2014 se crea la Sociedad Española de Graduados en Radiología (SEGRA), debido a la necesidad de equiparar a los Técnicos en Radiología españoles, con sus homólogos, Radiographers, en los países de la Unión Europea, por proximidad y del resto del mundo desarrollado. Mejorar la calidad asistencial y la protección radiológica, gracias a una óptima formación de base y a la formación continuada de los profesionales en activo, es el objetivo principal de esta Sociedad Científica.