Skip to content
17 Nov 2014 / Fundación CIEN

Identificar a las personas en riesgo de padecer alzhéimer antes de que tengan síntomas

El proceso de declive cognitivo que aparece en la enfermedad de Alzheimer, es un contínuo desde el punto de vista clínico, la enfermedad comienza con una fase preclínica o asintomática, pasa por una etapa de deterioro cognitivo ligero para finalizar con la demencia, según Miguel Medina, investigador principal del Proyecto Vallecas y director científico adjunto de CIBERNED. Esta evolución se diferencia claramente del deterioro cognitivo normal que tiene lugar en el envejecimiento.

En los últimos años hemos aprendido que hay marcadores que nos permiten detectar cambios en los cerebros varios años, incluso varias décadas, antes de que aparezcan los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Estos marcadores pueden observarse en líquidos biológicos como el líquido cefaloraquídeo o se pueden ver gracias a la neuroimagen.

También hemos aprendido que si se espera a la fase de demencia para tratar a los pacientes, la enfermedad está demasiado avanzada y el tratamiento puede no ser eficaz . Por lo tanto es básico que el tratamiento comience antes de los síntomas para lograr algún resultado.

El Proyecto Vallecas de la Fundación CIEN comenzó en 2011 con la financiación de la Fundación Reina Sofía y tiene como objetivo identificar esos marcadores biológicos, genéticos, bioquímicos, neuropsicológicos o de neuroimagen que permitan la detección temprana de aquellas personas que están en un alto riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer, aunque no tengan síntomas clínicos.

Para lograrlo hemos realizado un abordaje multidisciplinar donde intervienen: neurólogos, neuropsicólogos, enfermeros, radiólogos y técnicos de laboratorio. Realizaremos un algoritmo probabilístico que tenga en cuenta todos los datos que obtengamos tanto sociodemográfico y clínico como genéticos, bioquímicos, neuropsicológicos y de neuroimágen.

El Proyecto Vallecas es un estudio longitudinal que se realizará durante 5 años a 1.213 voluntarios sanos de entre 70 y 85 años (la edad media es de 74,5 años), por lo tanto en edad de riesgo, con el fin de discriminar mediante el seguimiento evolutivo anual la mejor combinación de parámetros clínicos y de pruebas complementarias (tanto de laboratorio como de neuroimagen) que permitan descifrar a medio y largo plazo qué características diferencian a las personas que desarrollarán una demencia de las que no lo harán.

El estudio está en su ecuador, hay algunos pacientes a los que ya se les ha realizado el estudio durante 3 años y otros muchos que están en su primer año. En la primera visita de todos los voluntarios se detectó un 3% de deterioro de memoria y al cabo de 1 año, el porcentaje se había elevado al 5%, por lo que se está cumpliendo el planteamiento que sirvió para el diseño del estudio.

Actualmente se está realizando el análisis de todos los datos recogidos para buscar algún parámetro que diferencie a los pacientes más proclives a desarrollar demencia que otros.

Por dar algún ejemplo de lo que se está descubriendo, al estudiar en los voluntarios el alelo APOE-4, que es uno de los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer, se descubrió que no estaba presente en el 80% de los varones ni en el 83% de las mujeres.

Otra correlación preliminar que hemos realizado ha sido el estado cognitivo de los pacientes comparado con la escala clínica para medir la demencia Clinical Dementia Rating (CDR) y se ha observado aquellos que padecían un cierto deterioro cognitivo tenían el alelo APOE-4.

Todavía se están generando datos y estamos en el proceso de análisis en los que se combinarán los datos clínicos, genéticos y de neuroimagen.

En definitiva lo que intentamos en este proyecto es prevenir el alzhéimer o por lo menos retrasar los síntomas de la enfermedad, ya que al tratarse de una patología que tiene lugar al final de nuestras vidas, un retraso de 3 a 5 años, permitiría que muchas personas no la padeciesen.

Un Comentario

  1. Mar Fernandez Gabaldón / 11 Dic 2014

    Hola, mi nombre es Mar, tengo 49 años y vivo en Madrid. Mi neurólogo me ha aconsejado que me pusiera en contacto con ustedes por una consulta que me gustaría me pudieran aclarar.
    Tanto mi madre (fallecida), padre, y tíos por ambas ramas familiares, padecen o han fallecido a causa del Alzheimer. Como pueden ver, mis antecedentes familiares me hacen sospechar que puedo tener bastante riesgo de padecer dicha enfermedad. Mi consulta es: existe algún estudio o alguna forma de saber qué probabilidades tengo de padecerlo?. Y si el riesgo es alto, existe algún medio de ralentizar sus efectos?.
    Me gustaría tener más información por mi y por mi familia.

    Muchas gracias.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados